Paula








    

  








En general solemos pasarlo bien en las sesiones, por nuestra forma de ser, de ver la vida y de congeniar con determinada gente, pero esta fue especial, diferente, de esas que nunca olvidas y todo lo que habías planeado ya no importa porque ese guión y esa localización han dado paso a la improvisación y de la manera más inesperada acabas en uno de esos sitios que no es un sitio sino una atmósfera y con alguien delante de la cámara que está a la altura de ese oasis silencioso cargado de pasado.