Doce líneas, dos reproches, una promesa y cero lágrimas.

Doce líneas, dos reproches, una promesa y cero lágrimas.

Plastidecor

Frágil

A perfect day

Papel pintado

El País

Back to school

Compañeros de pupitre

Como un susurro cerca de tu cuello

Relaxing

Puzzle de mil cristales

Tachycardia

Obsesiones

Juegas conmigo?


Es curioso y a veces placentero comprobar y sentir en tu propia piel, como en esta vida casi todo tiene un sentido, todo tiene un porqué, todo acaba encajando y solo es cuestión de tiempo que ese puzzle de un millón de piezas que es todo esto, finalice correctamente.
Quizás por ese toque melancólico que todos tenemos, quizás por un momento de "soledad y abandono" sientes la necesidad de realizar algo, el destino que a veces asusta con sus caprichos y lecciones, te muestra algo en el momento adecuado, te pone delante la chispa para comenzar el incendio, pero tú no lo sabes, escribes, no esperas respuesta, la recibes, y todo queda ahí, en stand by, latiendo a un ritmo lento y constante, hibernando...
El tiempo pasa, entre el caos y la intensidad que habitualmente me acompañan y a veces me castigan.
No sé si el destino, las conexiones o los caprichos de la vida, pero  llega una segunda oportunidad, esta vez por un motivo diferente pero con un mismo factor que nos une irremediablemente. Y todo explota, la bestia que hibernaba ya no lo hace, es marzo y los rayos de sol descongelan todo. Libero la pasión y los errores que me hacen ser yo, que iluminan y ensombrecen mi existencia.
Ahora si, el destino es implacable, dos almas sedientas victimas de él y seis meses dan sentido a ese día de "abandono" de necesidad imperiosa de verte flotando en el aire, como cristales.
Empujados a una aventura aparentemente sin pies ni cabeza y atípica que cierra el circulo y a la vez marca un comienzo, posiblemente también marque finales y cierre heridas del pasado sin cicatrizar.
Comprender que nada es casual, que solo era cuestión de tiempo y de dejarse llevar, que tantas señales no pueden equivocarse...

I'm ready to start…

No hay comentarios:

Publicar un comentario